Dr Moyano Gauna TOXINA BOTULÍNICA - Dr Moyano Gauna

Hoy en día existe una gran variedad de marcas de toxinas farmacéuticamente aprobadas, las cuales son utilizadas mundialmente con fines terapéuticos (neurológicos, oftalmológicos) y estéticos. Cuando nos reímos, nos enojamos o expresamos asombro los músculos de la cara se contraen formando las llamadas líneas de expresión (arrugas). Estas pueden ser dinámicas las cuales se hacen presentes solo al gesticular, y las estáticas, que se manifiestan en reposo y más aún cuando gesticulamos.Las más notorias son las frontales, glabelares (entrecejo), pericantales (patas de gallo). El efecto que genera la toxina es la relajación selectiva de cierta porción de los músculos de la expresión de la mímica facial. El mismo se produce ya que al relajarse el músculo, se distiende la piel, logrando atenuar o desaparecer las arrugas; consiguiendo también modificar la posición de las cejas, mejorar el aspecto de los ojos y despejar la mirada, brindándole características de descansada.

Procedimiento:

Es un tratamiento no quirúrgico, indoloro, rápido y seguro, demorando en la aplicación no más de 15 minutos. Los resultados varían de acuerdo a cada paciente pudiendo comenzar a manifestarse a partir de las 48-72 hs llegando al efecto máximo entre los 7 a 15 días y manteniéndose estos por 4-6 meses, por lo tanto los efectos son reversibles. Actualmente, cada vez más, la toxina es también aplicada a mujeres jóvenes, a fin de ser utilizada como un tratamiento preventivo en aquellas zonas de mayor propensión a producirse las arrugas. Es un tratamiento seguro, que brinda excelentes resultados cuando es realizado por un especialista (cirujano plástico) con experiencia y sólidos conocimientos de la anatomía facial.

Precauciones:

Al momento de realizar el tratamiento las zonas a tratar no deben presentar lesiones, infecciones cutáneas, reacciones alérgicas, inflamación o quemadura alguna.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com